Transhumanism

Singularidad, Transhumanismo: ¿Qué palabra debemos usar para discutir sobre el futuro?

*Este texto fue publicado originalmente en inglés con el título “Singularity or Transhumanism: What Word Should We Use to Discuss the Future?” Zoltan Istvan es Miembro Honorario del IET y como tal nos ha permitido la traducción de sus trabajos. Enlace al artículo original: https://slate.com/technology/2014/08/singularity-transhumanism-humanity-what-word-should-we-use-to-discuss-the-future.html

Singularidad. Posthumanismo. Tecno-optimismo, Cyborgismo. Humanity +. Inmortalismo. Inteligencia Artificial. Biohacker. Robotopia. Extensión de vida. Transhumanismo.

Todos estos son términos que tratan de describir un futuro en el que la carga de mentes (mind uploading), la longevidad indefinida, la inteligencia artificial y el mejoramiento biónico pueden (y yo creo que lo harán) a convertirnos en mucho más que solo humanos. Son palabras que se escuchan en un laboratorio de robótica del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en un área de lanzamiento de SpaceX o en el canal de futurología de Reddit.

Esta guerra de palabras es un conflicto intelectual. Es algo como esto: a los seguidores de la singularidad (muchas de ellas reunidas en la Singularity University) no les agrada el término transhumanismo; a los transhumanistas no les convence el posthumanismo; a los posthumanistas no les gusta el cyborgismo; y a los defensores del cyborgismo no les simpatiza la etiqueta de extensión de vida. Si organizas los grupos en cualquier orden, se produce la misma enemistad. Todos los bandos desconfían de los demás, temiendo que puedan perder terreno para acercar el futuro al camino que han trazado.

Si bien hay una superposición de sentidos, cada nombre representa un campo único de pensamiento, un número de estrategias y un posible resultado histórico para las personas que impulsan y respaldan su visión de futuro. Cualquiera sea la que gane, esta se tornará la palabra de moda que tanto la sociedad como la historia abrazarán a medida que sigamos avanzando hacia un futuro lleno de incertidumbre y riesgo, uno en el que, por primera vez en la historia, el ser humano podría no volver a ser clasificado como un mamífero.

Durante gran parte de los últimos 30 años, la batalla de la mejor palabra futurista de moda se libró en la literatura de ciencia ficción y la televisión. Star Trek popularizó al –borg, lo que ayudó a darle al cyborg su significado de uso común. Varios cuentos y novelas cuentan historias de civilizaciones posthumanas.

Los últimos 15 años significaron un cambio en la atención del problema, viró de la ciencia ficción a ser parte del seguimiento de científicos famosos. El clásico libro de Ray Kurzweil, The Singularity Is Near, colocó el término singularidad en un lugar destacado en el campo de batalla. Por otro lado, las numerosas apariciones públicas del biogerontólogo, Aubrey de Grey, que promocionan descubrimientos médicos para vencer la muerte humana, hicieron lo mismo para la ciencia de la extensión de la vida (también llamada investigación de la longevidad).

La palabra transhumanismo también ha estado en uso durante mucho tiempo, impulsada por filósofos como Max More, David Pearce y Nick Bostrom. Sin embargo, hasta hace poco, seguía siendo principalmente una palabra de culto, utilizada por asociaciones futuristas pequeñas, blogs de tecnología y académicos mayores interesados ​​en describir cómo la tecnología podría revolucionar radicalmente la experiencia humana. Hace dos años, una búsqueda en Google de la palabra transhumanismo, que literalmente significa  más allá de lo humano, producía aproximadamente 100.000 páginas como resultados. Qué diferencia hacen unos años. Hoy en día, la palabra transhumanismo ofrece casi 2 millones de páginas en Google y docenas de grandes grupos de redes sociales en Facebook y Google + , conformados por gente de todo tipo de raza, grupo de edad, orientación sexual, herencia, religión y nacionalidad, poseen la palabra “transhumanismo” en sus títulos. También es el término que estoy respaldando, aunque no estoy seguro de transhumanismo sea la palabra que gane esta batalla.

¿Por qué sucedió esto tan rápido? Al igual que con la evolución de la mayoría de los movimientos y sus nombres, hubo varios factores. La publicación del best-seller de Dan Brown,  Inferno,  introdujo a millones de personas al transhumanismo. Celebridades de los medios de comunicación como Joe Rogan , Glenn Beck y Jason Silva, anfitrión de Brain Games de National Geographic, han discutido sobre el transhumanismo en sus trabajos. Probablemente, una razón más importante fue que tanto el público como los medios de comunicación estaban listos para la llegada de una palabra impactante y directa que describiera el manto tecnológico que se extendía sobre la raza humana. En caso de que no lo supieras ni lo hayas notado, los muertos ya viven en una solución salina de refrigeración o animación suspendida, los discapacitados pueden volver a caminar gracias a exoesqueletos y los sordos ahora escuchan a través de implantes cerebrales de microchips. La era de la ciencia que altera la vida ya está sobre nosotros, y transhumanismo es la palabra más funcional para describirla.

A pesar de que las palabras singularidad, cyborg y extensión de la vida generan muchos más éxitos en Google que el transhumanismo, simplemente no se sienten bien al describir una visión ideal y precisa del futuro. Pocas personas están dispuestas a llamarse a sí mismas como un singularitarianista, alguien que aboga por un evento tecnológico que involucra una superinteligencia amigable; el ciborgismo es raro, ya que el público aún no está listo para fusionarse con las máquinas; y sobre la extensión de la vida, esta no es mala, pero la palabra generalmente se limita solo a vivir más tiempo.

Casi por defecto, el transhumanismo se ha convertido en el líder abrumador de la rivalidad de nombres. En todo el mundo, un número cada vez mayor de personas sabe qué es el transhumanismo y también se suscribe a alguno de sus planteamientos. Se ha convertido en el término futurista para expresar cómo la ciencia y la tecnología están modificando el campo de desarrollo del ser humano.

Zoltan Istvan

Fundador del Partido Transhumanista de Estados Unidos,

Miembro Honorario del IET y Activista Extrapolítico

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *